El Duelo Y Su Proceso

“Duelo es el proceso que usamos para lidiar con la pérdida, ya sea por defunción, por ruptura o alejamientos. La Tanatología aborda este y otros aspectos.”

Les cuento que el fin de semana pasado, aconteció un evento que estaba esperando por un par de meses. Las Primeras Jornadas de Tanatología Clínica Integral organizadas por el Antiguo Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde” de Guadalajara. Dichas jornadas, organizadas por el movimiento Humanizar Para Sanar. Se preguntarán ¿Qué es Tanatología y por qué como Organizador Profesional me involucré en ello? Les platico un poco entonces del qué y el porqué.

CEMENTERIO MARIETTA GEORGIA

Tanatología Ciencia Que Estudia La Muerte Y Los Procesos de Morir

Tanatología es una ciencia multidisciplinaria. Trata del estudio de la vida que incluye a la muerte. Busca el conocimiento desde un enfoque científico de la muerte, sus ritos y su significado. El objetivo primordial es proporcionar ayuda profesional al paciente que padece alguna enfermedad crónica en etapa terminal, así mismo esa ayuda se permea a sus familiares. El tanatólogo tiene una meta clara, orientar al enfermo para que acepte su realidad, buscando se procure una mejor calidad de vida, una muerte digna y en paz.

El interés que tengo por esta ciencia, es que si bien, la tanatología atiende en primer instancia a las personas que se encuentran en fase terminal de algún padecimiento; también es una disciplina útil para lidiar con los duelos. Dichos duelos no solo se refieren al proceso de aceptación de la muerte, también sobrevienen después de rupturas de pareja, pérdida de empleo, cambio de situaciones que dábamos por sentadas, incluso la pérdida de objetos materiales.

MISION PASO ROBLES TEMPLO

El Dolor Es Necesario, El Sufrimiento Es Opcional

Un duelo mal manejado, o incluso, no manifestado, puede ir acumulándose con otro y otro, hasta que llega un momento en que nuestro cuerpo y nuestra mente, están demasiado gastados y se encuentran frágiles, sucumbiendo a manifestaciones extremas de duelo, que se tornan muy dolorosos. En las tendencias de acumulación compulsiva, las pérdidas repentinas y subsecuentes son gatillos que disparan conductas nocivas. Muy particularmente, se destacan las conductas de acumulación desmedida, por duelos mal expresados y mal manejados.

Negación. Ante una mala noticia, ante la pérdida, solemos negarnos. Es instintivo pensar que la negación permite desvanecer el problema. La realidad no es así, pero no queremos aceptarla; porque sería aceptar que hemos sido despojados o derrotados.

Ira. Enfado, rabia, indiferencia. Despotricar contra las causas o los causantes. Repartir las culpas y maldecir la situación, la enfermedad, a la persona o al entorno.

Negociación. Prometemos, juramos, intercambiamos oraciones por favores, mandas por salud. También el dinero nos resulta poco, estamos dispuesto a pagar lo que sea por revertir la pérdida. Incluso nuestro comportamiento puede ser moneda de cambio “ahora seré bueno”. Buscamos una solución, una pista, un indicio que tal vez se haya escapado a otros, pero no a nosotros.

Depresión. También se conoce como etapa de dolor emocional. Se suscitan expresiones de dolor, de tristeza, sensación de abandono, de no pertenecer. Claro que conlleva episodios depresivos, pero estos deben ceder con el paso del tiempo. En caso contrario, hay que buscar ayuda profesional.

Aceptación. Todo viene a encajar. Se acepta la pérdida y se cambia la visión que se tenía del suceso. Queda impreso en nuestra mente que si bien el dolor es necesario, el sufrimiento es opcional, siendo que no es lo mismo aceptar que olvidar.

Hay profesionales que concuerdan en que, aunque por lo general, las etapas del duelo pueden presentarse en orden, no es forzoso que suceda así. En ocasiones las etapas se van a ir presentando en diferente orden, y hay quienes, incluso llegan a mencionar, que podrían no vivirse todas aunque se llegue a la aceptación. Los tiempos para cada etapa son variables. Estas pueden durar desde unos días, hasta unos meses; y en su conjunto, hay quienes sostienen situaciones de duelo por años. Eso sí, un duelo que se prolonga por más de dos años, es imperativo sea atendido, porque de este tipo de situaciones, se derivan problemas de depresión y tentativas de suicidio y por supuesto, casos donde tristemente se consuma.

Vivir el duelo es importante para dejar fluir nuestras emociones. Buscar el perdón y otorgarlo, son primordiales para avanzar en nuestros duelos y crecimiento espiritual. Me gustaría cerrar con la frase que utilizaron en el evento; “Vivir, dejar de vivir y seguir viviendo”. La muerte es un estado que eventualmente alcanzaremos todos, pero ella nos permite valorar la vida, darle sentido y nos hace ese llamado de atención para poder vivir a plenitud y con intensidad.

About Nacho Eguiarte

Arquitecto de profesión, mi pasión es por organizar espacios. Pongo especial atención a sus flujos y a la manera como nos relacionamos con ellos y con nuestras posesiones. Soy de Guadalajara México. Desde 2012 publico NACHOrganiza, el primer blog de organización en español con consejos para organizar tus espacios y tu vida. Soy miembro de NAPO (Asociación Nacional de Organizadores Profesionales) y del ICD (Instituto para la Desorganización Desafiante), también soy Tanatólogo (consejería de duelos y pérdidas). Mi lema es Espacios Organizados, Vida Simple.

English
Architect by trade, my passion is organizing spaces. I pay attention to their flow and the way we relate to them and to our possessions. I’m from Guadalajara Mexico. Since 2012 I publish NACHOrganiza, the first organization blog in Spanish with tips to organize your spaces and your life. I’m member to NAPO (National Association Of Professional Organizers) and ICD (Institute for Challenging Disorganization), also I'm a tanathologist ( grivieng counselor. My motto is Organized Spaces, Simpler Life.

Comments

  1. Saludos, tan interesante como importante el tema, creo que no estamos preparados para agrontar las perdidas

    • Efectivamente Renato, no estamos preparados para las pérdidas, sean por decesos o por rupturas sentimentales. Es bien importante que cuando se sucedan, tener un sustento a la mano en el hombro de un amigo o familiar, y pasar claro por las etapas del duelo. Saludos y gracias por comentar, aprecio mucho que se tomen el tiempo.

  2. Hola Nacho, como siempre sigo tu blog, pero hoy decidí tomarme un minuto para comentar en este tema de tanta importancia porque nadie estamos exentos de vivir una situación de duelo sin embargo muchas veces por cuestiones culturales y de educación podemos guardar ese dolor y no manejarlo de la manera adecuada. Es curioso lo que mencionas sobre el acumulamiento como producto de un duelo mal manejado, no lo había pensado de esta manera.

    Saludos,
    Ruth

    • Ruth, gracias por pasar y comentar. Efectivamente es un tema muy importante y aunque delicado, debemos afrontarlo, que mejor teniendo los elementos y ayuda necesaria. Cada persona vive sus duelos de manera diferente y así mismo el mal manejo en ellos desencadena situaciones diversas. La acumulación compulsiva tiene raíces profundas, pero muchas de ellas vienen disparadas por pérdidas dolorosas, especialmente aquellas en las que por alguna razón no se ha cerrado el círculo. Por eso debemos vivir nuestros duelos para poder perdonar y perdonarnos, siguiendo adelante con la vida.

Remodeling and Home Design
Dame tu voto en HispaBloggers!
A %d blogueros les gusta esto: