Tiempo Perdido En El Celular

¿Cuánto tiempo perdido dejamos en el teléfono celular? Horas y minutos que en apariencia son de esparcimiento, terminan siendo más un desperdicio de vida.

Ya sé que es un poco categórico afirmarlo, pero hablaré por experiencia propia, mucho he dejado de hacer y de disfrutar por pasar demasiado tiempo en el celular revisando mi vida social-virtual. Cada vez que ingreso a las redes sociales por razón de esparcimiento, termino enredado más minutos de los que pensaba originalmente. Podría decir que no tiene nada de malo, que no daño a nadie, pero cada vez que lo analizo detenidamente, me percato en ese autoanálisis, además de mirarlo por comparativa con otras personas, que me pierdo de muchas cosas de la vida por preferir la vida virtual.

tiempo perdido en el celular

¿Qué Me He Perdido?

Sin entrar en melodramas diciendo que he perdido amaneceres y atardeceres, mi tiempo perdido en el celular me ha representado perderme ocasiones de convivir con gente, charlas interesantes y más que nada salir a la calle a vivir la vida. No es raro que el día de hoy vaya hasta al baño con el celular, revisando el último estatus de Facebook de tal o cual amistad. No es raro estar en la mesa y dejar que el plato se enfríe porque me embebí en un interesante artículo publicado en internet, más interesante (en apariencia) que nutrir el cuerpo. No es extraño que ese tiempo perdido en el celular, porque realmente es desperdiciado, me deje la sensación de que mi teléfono vibra con mensajes o llamadas fantasmas, porque ni existen pero mi mente me juega trucos, y claro, miro de reojo la pantalla del dispositivo. Ha habido ocasiones que tengo cosas que son realmente importantes de hacer y por dar un rápido vistazo a una tontería de publicación, termino pasando más minutos de los debidos y olvidando lo que tenía que hacer, para luego como loco correr para reponer el tiempo.

¿Es Dañino?

Es tan dañino como tú lo permitas. Puede representar un tiempo propio, que no es para convivencia, ni para hacer cosas importantes, ahí tal vez no haya problema. Pero cuando estamos en una sobremesa con amigos o familia y lejos de participar de la tertulia, nos perdemos en el espacio virtual, dejamos de conectar con las personas por conectar con sus avatares en la red. Llegamos a vivir más virtualmente que realmente. Tenemos cientos de amigos y sin embargo al retirar los ojos de las pantallas, nos damos cuenta que estamos solos, aún en compañía de otros, que igual que nosotros, prefieren vivir a través del dispositivo. He visto personas que van al teatro y al cine a charlar por Messenger o Whatsapp. He visto gente en espacios abiertos, ante la majestuosidad de la naturaleza que lo que buscan es la mejor toma para compartir en Instagram, o que no tocan su plato de comida en un restaurante antes de subir la foto a Pinterest, claro, de antemano habiendo registrado la visita por Swarm. Lo he visto, porque yo mismo lo he hecho y por inercia, todavía lo hago. A veces, hasta lo justifico cuando se trata de cosas relacionadas a NACHOrganiza y sus redes sociales. Vivimos una época de egos alterados, donde la individualidad se publica no se experimenta. Puede ser tan dañino que hasta existe la adicción al internet y la infidelidad virtual. Tan dañino que nuestra productividad cae a niveles alarmantes y causa despidos.

¿Cómo Recuperar El Tiempo Perdido?

No se puede. No hay vuelta de hoja, minuto pasado es nunca recuperado. No se trata de satanizar la vida moderna y la conectividad; se trata de generar una consciencia para mantener un balance, establecer momentos para la vida virtual y momentos para la vida real. Vivir en pocas palabras porque el tiempo no espera, porque el tiempo es implacable y porque el tiempo perdido es como el agua que pasa por debajo del puente, que corre irremediablemente al mar. Como toda cosa que nos cause adicción o interfiera en nuestra vida, debemos darnos cuenta que existe tal problema para entonces buscar remedio.

Eliminar notificaciones en tiempo real, desintoxicarnos de vez en cuando, conectar con la gente de manera real, vivir la vida con nuestros sentidos no con nuestras pantallas, dejar la tecnología en el cajón por momentos, son maneras de mejorar nuestra relación con lo que nos rodea (personas y cosas) y evitar esos tiempos perdidos. No es cosa fácil, pero podemos de cuando en cuando, desconectarnos para conectarnos. No digo que yo lo haya logrado, pero poco a poco trato de ganar terreno a la vida real sobre la virtual, aunque tenga retrocesos. Cuéntame ¿Cómo es tu relación entre la vida virtual y la vida real? ¿Has llegado a padecer este tipo de tiempo perdido? Mira este video en YouTube que refleja lo que te comento.

Organizo Tus Espacios Y Tu Vida
NACHOrganiza Tus Espacios Y Vive Una Vida Simple Y Gratificante.
Llámame, 3333.5969.63 (GDL) Contrata Tu Sesión De Organización Profesional.

NACHOrganiza

About Nacho Eguiarte

Arquitecto de profesión, mi pasión es por organizar espacios. Pongo especial atención a sus flujos y a la manera como nos relacionamos con ellos y con nuestras posesiones. Soy de Guadalajara México. Desde 2012 publico NACHOrganiza, el primer blog de organización en español con consejos para organizar tus espacios y tu vida. Soy miembro de NAPO (Asociación Nacional de Organizadores Profesionales) y del ICD (Instituto para la Desorganización Desafiante), también soy Tanatólogo (consejería de duelos y pérdidas). Mi lema es Espacios Organizados, Vida Simple.

English
Architect by trade, my passion is organizing spaces. I pay attention to their flow and the way we relate to them and to our possessions. I’m from Guadalajara Mexico. Since 2012 I publish NACHOrganiza, the first organization blog in Spanish with tips to organize your spaces and your life. I’m member to NAPO (National Association Of Professional Organizers) and ICD (Institute for Challenging Disorganization), also I'm a tanathologist ( grivieng counselor. My motto is Organized Spaces, Simpler Life.

Comments

  1. Hola Nacho¡, gracias por tocar un tema que puede ser sensible para unos, preocupante para otros (yo) y quizás ofensivo para los demás (adictos) …. en mi caso debo obligarme a mi mismo a dejar las redes, y desconectarme porque luego descubro que existe personas esperando por mi mas de 40 minutos, porque sin darme cuenta me da la media noche y debía dormir desde las 10:30 …. pero, lo mas preocupante es el ejemplo que le doy a mi hija adolescente (14 años) en el que ella vive su propia “realidad virtual” y donde sus deberes no existen, sus tareas tampoco, solo seguir conectada con sus amigos (escolares y no) para discutir, chismear, Husmear, correr información de otras personitas ….o ver “lo que callamos las mujeres” ….. 🙁
    Si bien es cierto que por mi oficio, debo estar al pendiente de muchos asuntos y personas … también es cierto que el correo esta casi en el olvido pues cada vez mas, todos nos comunicamos,enviamos archivos, felicitamos por cumpleaños, le doy LIKE a sus fotos y temas …. y hasta me entero de sus sentimientos ami conveniencia …. desgraciadamente la sensibilidad se esta perdiendo, cuando conozco a alguien a veces no he podido controlar la pregunta “y siempre te divorciaste?” … ” que paso con el odioso de tu jefe?”… “oye, en realidad no veo que pierdas peso, a pesar de tus fotos y registro que llevas desde hace un año” ….. o sea, cosas que ni me deberían de importar y cosas que NO se preguntan.
    y obvio, viendo mi reflejo en mi hija …. es preocupante, me he propuesto mostrarle como Papa toma una hora en la mañana y otra por la noche para revisar redes, pero cocina a Diario y se da un tiempo para conversar con su hija (justo antes de los noticieros¡) …. creo que apenas comienzo, gracias por tu articulo, me ayuda a fundamentar mejor mis planes de auto control y sin llegar a tocar fondo, creo que puedo regresar del “lado oscuro” ….;)

    saludos

    AR

    • Alberto, me place mucho que haya eco en este tipo de temas. El autocontrol es la mejor censura, una vez que nos damos cuenta de que hay un problema podemos dirigir los esfuerzos para corregirlo y como en tu caso, ser ejemplo para que los hijos sean conscientes y estén atentos a llevar una vida real y no virtual, sobre todo, no caer en lo negativo de esa vida virtual que es el chisme y los rumores, la desinformación y el vertido de nuestra vida privada y emocional en un espacio público como la red. Tristemente vemos que no ponemos atención a todo ello. Es triste y a la vez molesto que hemos olvidado reglas de cortesía en lugares públicos, tal como mirar a la gente cuando se charla, ponerles atención, no hablar en cines y teatros, etc., todo porque hemos potenciado las bondades de la tecnología y estamos más pendientes del dispositivo que de la gente o las experiencias. Es tiempo de llevar un balance y revertir lo que hemos hecho mal, no es que despreciar la tecnología sino darle su justo valor. Saludos.

Remodeling and Home Design
Dame tu voto en HispaBloggers!
A %d blogueros les gusta esto: